miércoles, 30 septiembre 2020 20:16

Acuerdo PNV-PSE dota a Euskadi de un Gobierno “fuerte y estable”

No aclara cuál será su cargo dentro del Ejecutivo y señala que será el lehendakari quien anuncie la composición del nuevo gobierno

La secretaria general del PSE, Idoia Mendia, ha destacado que el acuerdo alcanzado con el PNV dota a Euskadi de un Gobierno “fuerte y estable” para una legislatura “crucial” por la situación de crisis creada por la pandemia y ha señalado que será un Ejecutivo “de mayoría absoluta pero de mano tendida”. “Es la primera vez en 22 años que Euskadi va a tener un gobierno con mayoría absoluta, lo que da mucho sosiego y mucha tranquilidad”, ha indicado.

Mendia ha firmado junto al presidente del EBB, Andoni Ortuzar, y el lehendakari en funciones, Iñigo Urkullu, el acuerdo de gobierno entre PNV y PSE-EE para la “reactivación económica y el empleo desde la defensa de los servicios públicos y las políticas sociales, sobre la base de más y mejor autogobierno”.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, Mendia ha destacado que este es “un acuerdo para la esperanza” porque nos encontramos en un momento terriblemente duro para la sociedad vasca, para las familias y para las empresas” y cree que, “para hacer frente a esta crisis económica, social y sanitaria, es necesario contar con un acuerdo que haga un gobierno fuerte pero que dé esperanza a las personas”.

Hace cuatro años apostamos por un acuerdo que dotara de estabilidad a las instituciones con un acuerdo entre diferentes. Ahora, lo que toca, con este acuerdo es reconstruir Euskadi, preparar a Euskadi para los retos y las grandes transformaciones que tenemos que encarar en este siglo XXI y que la pandemia nos ha acelerado muchas de ellas”, ha indicado.

Por ello, ha reiterado que se trata de un acuerdo “de bases sólidas” y que principalmente quiere “trasladar esperanza a la ciudadanía”. “Estamos ante la mayor crisis que afrontamos en los últimos 100 años y ambos partidos lo hacemos con responsabilidad pero también conscientes del mayor respaldo electoral que hemos recibido ambos partidos que conformamos el gobierno saliente”, ha destacado.

Asimismo, ha destacado que PNV y PSE comparten la necesidad de que el gobierno tenga una hoja de ruta “clara” para los próximos cuatro años y también que no servía “reeditar” el acuerdo anterior sino que era necesario “un acuerdo nuevo, sobre unos pilares nuevos, porque la crisis nos ha cambiado las prioridades”.

Mendia ha agradecido a los “miles de vascos que con su voto han hecho posible que hoy estemos aquí firmando este acuerdo, dotando a Euskadi de un Gobierno fuerte y estable para una legislatura crucial para las próximas generaciones”.

Tras recordar que ambos partidos han compartido “experiencias de gobierno” en el ámbito local y autonómico, ha destacado que “es la primera vez en 22 años que Euskadi va a tener un gobierno con mayoría absoluta, lo que da mucho sosiego y mucha tranquilidad”.

“Creo que en esta época se necesitaba un gobierno fuerte y que pudiera tomar las decisiones con tranquilidad. Tiene, además, una hoja de ruta clara, una vocación de trabajar colaborando con todos los gobierno, ayuntamientos, diputaciones, con el Gobierno de España y con la Unión Europea porque hoy más que nunca es importante la colaboración ente todos, aunar esfuerzos porque los retos de Euskadi, en gran medida, son los retos de Europa”, ha subrayado.

Además, ha destacado que han trabajado sin saber cuál va a ser la estructura del gobierno ni qué departamentos va a llevar cada uno de los partidos. “Lo hemos trabajado con absoluta honestidad y compromiso en cada una de las áreas; metiéndonos a fondo, hasta el último detalle”, ha destacado.

En este sentido, ha explicado que será el lehendakari quien anuncie la composición del Ejecutivo y que ella comunicará a Urkullu las personas que la dirección del PSE decida que ocupen los departamentos.

No obstante, ha hecho referencia a su decisión de entrar a formar parte del Ejecutivo, ya que supone “dar un paso al frente” para “arrimar el hombro y trabajar por sacar adelante a Euskadi” de la crisis. “No entro en el gobierno por una aspiración personal sino por un compromiso personal”, ha señalado.

Mendia ha destacado que no se trata de un acuerdo que se “agote” entre los dos partidos firmantes, sino que se trata de una propuesta “abierta” al conjunto de la sociedad, al conjunto de los agentes sociales y económicos. Además, ha dicho que le gustaría que los grupos del Parlamento pudieran “leer con atención” el acuerdo porque “recoge compromisos de la legislatura pasada”.

“Espero que, en unas circunstancias tan difíciles como las que estamos pasando hoy en Euskadi, tengamos todos altura de miras y sepamos estar a las circunstancias que nos exige la ciudadanía”, ha subrayado antes de afirmar que se trata de un acuerdo para un gobierno “de mayoría absoluta pero de mano tendida”.

También ha querido realizar un reconocimiento al proceso negociador que han llevado a cabo los dos partidos en el que han apostado por “dar una orientación progresista al pacto de gobierno o al de legislatura porque ha señalado que no han trabajado con “una idea preconcebida pero sí clara: dar un gobierno fuerte al país, con una hoja de ruta clara y hacerlo sin perder un minuto porque necesitamos un gobierno cuanto antes”.

Mendia ha explicado que “desde el primer momento” ambos partidos se pusieron a trabajar desde una visión compartida para dotar al gobierno de un acuerdo claro”. “Ha sido un agosto muy intenso, de muchísimos trabajo e intercambio de documentos entre ambos partidos y de una trabajo discreto”, ha resaltado.

Según ha recordado, la comisión política negociadora del PSE ha estado formada por el presidente del PSE-EE, Iñaki Arriola, por la secretaria de política institucional, Begoña Gil, y por el secretario de política institucional de la ejecutiva de Bizkaia, Ekain Rico.

La secretaria general del PSE ha querido hacer un reconocimiento expreso al trabajo “intenso” de estos “negociadores” que han hecho “una labor magnífica” a lo largo de este mes y en los equipos que se han apoyado porque “es un programa de dos partidos al que se han sumado los compromisos alcanzados en el Parlamento Vasco durante la última legislatura”.

“Es un programa de gobierno que no parte de cero; es el sumatorio de los dos programas de los partidos que conforman este acuerdo pero también recoge expresamente compromisos del parlamento en los últimos cuatro años”, ha señalado.