Compartir

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, llegó este martes en taxi al debate electoral que organiza Atresmedia, con el propósito de hacer “un gesto hacia las familias del taxi que han sido ejemplares en su enfrentamiento con los buitres”.

Iglesias llegó a la sede de Atresmedia antes de las nueve menos veinte de la noche para sorpresa de todos los presentes y se paró a las puertas para hacer declaraciones a los periodistas de Antena 3 Televisión y laSexta que aguardaban su llegada.

Escoltado por su jefe de gabinete, Pablo Gentili, y por la portavoz de Podemos, Noelia Vera, Iglesias apareció con pantalón claro, como en el debate de anoche en RTVE, pero con una vestimenta diferente de cintura para arriba. Frente a la camisa azul remangada del careo en la televisión pública, para el de la privada escogió camisa blanca y jersey negro.

Iglesias declaró a su llegada que espera que este debate no sea “una sucesión de monólogos” y que tampoco haya el “reparto de papeles y fotos” como el que protagonizó el candidato de Ciudadanos, Alber Rivera. “Yo vengo a hacer propuestas”, apostilló.

Además, el líder de Unidas Podemos confió en que esta noche el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aclare “con quién está dispuesto a pactar” después del 28-A, ya que ayer se lo preguntó tres veces y no contestó. “La única opción de que haya un gobierno progresista es con PSOE y Podemos”, indicó.

(SERVIMEDIA)