Compartir

Los diputados que han dejado de serlo al disolverse las Cortes Generales podrán quedarse con el móvil y con la tablet proporcionados por el Congreso al comienzo de su mandato pagando 717 y 175 euros, respectivamente, según ha podido confirmar Servimedia en fuentes parlamentarias.

Ese es el precio exacto fijado por la Mesa este miércoles, después de que en otra reunión anterior se renovara el acuerdo para la renovación de móviles y tablets manteniendo la posibilidad de que los parlamentarios que lo deseen puedan quedarse con ellos pagando ese precio.

Solo los que son miembros de la Diputación Permanente mantienen todas sus prerrogativas, incluido el uso del móvil y la tablet proporcionados por el Congreso, ya que su mandato se mantiene pese a la disolución de las Cortes Generales por la convocatoria de elecciones generales.

Se trata de tablets iPad que se entregaron al comienzo del mandato, de ahí el precio rebajado, mientras que los móviles iPhone fueron renovados tras un acuerdo de la Mesa de diciembre de 2017 y son un modelo posterior. Los diputados que no deseen quedarse con ellos podrán devolverlos a la Cámara.