Compartir

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha defendido su experiencia laboral como cajera para desarrollar su actual puesto en el Gobierno de Pedro Sánchez.

La dirigente de Podemos ha querido salir al paso de la información publicada por ‘OK Diario’ que apunta a que Montero oculta en su currículum oficial que trabajó en una cadena de electrodomésticos”.

“Parece que a algunos señores les molesta que una cajera de supermercado, hija de un mozo de mudanza y de una maestra de escuela, pueda ser ministra·, ha comenzado diciendo en Twitter.

“Fui cajera en el Saturn de San Sebastián de los Reyes. Trabajando, con el apoyo de mis padres y con becas por tener buenas notas estudié Psicología y acabé con más de un 9 de media. Hice un máster en psicología de la educación. Tuve 9 matrículas de honor de 15 posibles y 9,5 en el trabajo de fin de máster. Gracias a eso gané compitiendo en una convocatoria pública mi contrato de investigación FPU para hacer la tesis doctoral”, asegura.
“Me concedieron una estancia en Harvard que no pude disfrutar porque renuncié a mi contrato ya que me resultaba incompatible con mis responsabilidades en Podemos”, añade.
“¿Y saben qué? De esas experiencias laborales la que quizá me ayuda más para ser ministra es la de cajera. Me ayuda a no olvidar de dónde vengo y la situación de las mujeres a las que represento”, concluye.