Compartir

El juicio oral es un acto público en el que se practican las pruebas y en el que intervienen el Ministerio Fiscal, las acusaciones y los acusados, representados por sus abogados. El tribunal que juzgará lo ocurrido con motivo del ‘procés’ independentista en Cataluña está compuesto por siete magistrados de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que no han intervenido ni en la fase de investigación ni en la resolución de recursos formulados por las partes. La vista será pública y retransmitida en directo.

En una decisión sin precedentes, el Supremo acepta que los acusados que lo soliciten puedan tener comunicación directa con sus letrados. “Ninguna objeción por parte de la Sala para que la distribución de espacios tenga en cuenta el deseo de proximidad y contacto físico entre el letrado y los procesados”, señalaba en su último auto el tribunal.

En la práctica, significa que los acusados podrán sentarse detrás de sus letrados, aunque prestarán declaración y harán uso del derecho la última palabra desde el banquillo, situado en el centro del salón.

CUESTIONES PREVIAS

El juicio dará comienzo con las llamadas `cuestiones previas´. Las partes pueden intervenir para exponer ante el tribunal lo que estimen oportuno acerca de cuestiones como la vulneración de algún derecho fundamental o las causas de suspensión del juicio oral. El tribunal puede resolverlas en el acto o diferir la decisión para hacerlo en la sentencia que se dicte.

A partir de ese momento comenzarán las declaraciones de los acusados. En principio, el tribunal ha fijado los días 12, 13, 14, 19, 20 y 21 como las sesiones destinadas a esta tarea. Se comenzará a las 10.00 horas y tras un receso para comer se continuará por la tarde. Los acusados pueden acogerse a su derecho a no declarar o pueden rehusar responder a alguna o a todas las preguntas que se les formulen. No tiene obligación de decir la verdad en el juicio.

En los interrogatorios, primero pregunta el Ministerio Fiscal, a continuación los abogados que representan a las acusaciones, en este caso la Abogacía del Estado y Vox como acusación popular, y en último lugar pregunta el abogado del propio acusado.

DECLARACIÓN DE LOS TESTIGOS

Finalizada esta fase, comenzarán a declarar los testigos, en este juicio son cerca de 600. Ellos sí tienen obligación de responder a todas las preguntas que se les hagan, salvo que concurra alguna causa legal que les permita no contestar, lo que le podría suceder al exjefe de los Mossos d´Esquadra Josep Lluís Trapero, que está procesado por sedición en la Audiencia Nacional y podría verse perjudicado.

Los testigos están obligados a decir la verdad en sus respuestas y cometerían un delito de falso testimonio de no atenerse a esta regla. Se comenzará por los 256 testigos propuestos por la Fiscalía, a continuación prestarán declaración los propuestos por las acusaciones y, finalmente, los de las defensas. En principio serán llamados por el orden en que figuren en la propuesta de las partes, salvo que el presidente de la Sala lo altere para el mejor esclarecimiento de los hechos o para el más seguro descubrimiento de la verdad.

Después de los testigos, prestarán declaración los peritos. Un perito es un experto que aporta su conocimiento sobre una cuestión al tribunal. Pasan primero los propuestos por la Fiscalía, después los de las acusaciones y, finalmente, los de las defensas.

CONCLUSIONES DEFINITIVAS

Después de la práctica de la prueba, las partes emitirán sus conclusiones definitivas. En ellas explicarán al tribunal los hechos que consideran que se han cometido, cuales son los delitos que consideran aplicables y qué penas deben imponerse por ellos.

En esta fase cabe que las partes se limiten a decir que consideran definitivas las conclusiones provisionales presentadas antes del inicio de juicio, que deban ser modificadas y en otro escrito formulen las nuevas conclusiones o que las partes presenten calificaciones alternativas entre sí.

Después de las conclusiones, las partes tienen la palabra para exponer oralmente sus argumentos ante el tribunal y explicar el que creen que es el resultado del juicio sobre los hechos declarados probados y su calificación jurídica. Como en procedimientos anteriores comienza la Fiscalía y terminan las defensas.

ÚLTIMA PALABRA

Los acusados tienen derecho a decir al final del juicio lo que consideren conveniente. Es un derecho del acusado, no de su abogado, que se dirige personalmente al tribunal. Por eso, el presidente de la Sala preguntará a los acusados si tienen algo que manifestar al tribunal y si contestan afirmativamente se les concederá la palabra.

Finalmente, después del trámite de última palabra, el juicio se declarará concluido y visto para sentencia.