Compartir

El Gobierno de Pedro Sánchez justificó este viernes los nombramientos y renovaciones de los integrantes del Consejo de Estado aprobados por el Consejo de Ministros, entre los que destaca la exvicepresidenta y militante del Partido Popular Soraya Sáenz de Santamaría, y destacó que todos ellos están “tremendamente cualificados” por su formación jurídica y política.

Así lo aseguró la portavoz del Ejecutivo y ministra de Educación, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que acordó el nombramiento de Sáenz de Santamaría, Emilia Casas Baamonde, Jordi Guillot i Miravet, Juan José Laborda Martín, José María Michavilla Núñez, Juan Antonio Ortega y Díaz-Ambrona, Elisa Pérez Vera y Amelia Valcárcel Bernaldo de Quirós.

Celaá se mostró convencida de que todos ellos “van a aportar conocimiento, experiencia y lealtad a sus informes”, que recordó son preceptivos pero no vinculantes para el Consejo de Ministros.

El nombramiento de estos consejeros, que el Ejecutivo anunció en la tarde del jueves, se produce para un mandato de cuatro años y queda plasmado en un real decreto ley aprobado este viernes por el Consejo de Ministros.

Fuentes de Moncloa consultadas por Servimedia recordaron la estrecha relación que entablaron Sáenz de Santamaría con la hoy vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, cuando ambas negociaron la aplicación del artículo 155 de la Constitución el año pasado en Cataluña por parte del Ejecutivo que presidía Mariano Rajoy y que contó con el apoyo del PSOE.

Además, comentaron las diferencias que mantiene el líder del PP, Pablo Casado, ante el que perdió Sáenz de Santamaría en las primarias populares, a la hora de valorar la elección de la exvicepresidenta como nueva consejera, dando a entender también un guiño partidista contra Casado en la eleccion de Sáenz de Santamaría.