Compartir

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, afirmó este lunes que “cada día que pase” el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “va a perder votos” porque ayer, en la concentración ‘por una España unida, elecciones ya’, se “certificó su fin”.

En una entrevista en Onda Cero recogida por Servimedia, el presidente de los populares defendió que ayer acudió “muchísima gente” a la plaza de Colón y a las calles adyacentes para protestar por la acción de Sánchez con respecto a Cataluña y pedir elecciones inmediatas.

Para Casado, la gota que colmó el vaso y lo que le empujó a promover esta protesta fue “saber [que el Gobierno] había aceptado una de las medidas” del presidente de la Generalitat, Quim Torra, para incluir la figura de un relator “como si fuera un conflicto internacional”.

“Salimos a la calle a decir que no se puede negociar con quien quiere romper España”, explicó el presidente del PP, satisfecho de que ayer se escuchase “un basta ya” a la acción del Gobierno con respecto a Cataluña.

Volvió a pedir que las elecciones del 26 de mayo se conciban como una moción de censura “para darle a Sánchez en las urnas”. Consideró que “si el resultado es muy claro, se verá obligado a ir a elecciones generales antes de agosto”.

MOCIÓN DE CENSURA

Casado reiteró que no descarta “nada”, tampoco presentar una moción de censura contra Sánchez, aunque ve que “no da la suma” en este momento para impulsar un mecanismo que “ha desvirtuado” el propio Sánchez.

Vaticinó, además, que el Gobierno “no va a dejar de negociar” con los independentistas y que lo que ha pasado no es más que “una escenificación de que van a romper”. Igualmente, dijo que no se cree a Sánchez cuando dice que nunca negociará sobre autodeterminación.

Incidió en que, a cien días del 26-M, “la mejor forma para decir a Sánchez que se vaya a su casa es yendo a las urnas”. Para que sea así, llamó a la participación a “esa España de los balcones que ayer bajó a las plazas” para repudiar la gestión de Sánchez.

Opinó que el 26-M “sería un día precioso para poner cuatro urnas en toda España”, pero a expensas de lo que decida Sánchez dio por “acabado” su tiempo. “La certificación de ese fin fue la manifestación de ayer”, arguyó.