Compartir

Este miércoles finaliza el plazo dado al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, para retirar de los balcones de los edificios públicos los lazos amarillos y esteladas que apoyan la libertad de los “presos políticos”.

La decisión fue tomada por la Junta Electoral Central que considera que durante los próximos meses en los que hay convocadas varias elecciones se debe “mantener la neutralidad política”.

CONSECUENCIAS

Si nos remontamos a casos anteriores, la Junta Electoral Central no actúa de oficio sino que espera a que alguien presente una denuncia por incumplimiento. A partir de ese momento comienza a estudiar el caso e inicia un expediente sancionador que podría trasladar a la Fiscalía. Al final, la reclamación se dilata en el tiempo.

El presidente de la Generalitat se enfrenta a multas que van desde los 300 a los 3.000 euros o, lo que es peor, a una inhabilitación temporal para ejercer cargo público.

Precisamente eso fue lo que le ocurrió a la alcaldesa de Berga, Montserrat Venturós, que fue condenada a seis meses de inhabilitación especial por desobeder la orden de la Junta Electoral Central de retirar la estelada colgada en el Ayuntamiento en 2015.

CASADO AMENAZA CON IR A LA FISCALÍA

El líder nacional del Partido Popular, Pablo Casado, anunció este miércoles que acudirá a la Fiscalía para “exigir que se retiren los lazos amarillos” de espacios públicos en Cataluña en el caso de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, no cumpla con la resolución de la Junta Electoral Central (JEC).

En un acto con afiliados del PP de Aragón, en Zaragoza, Casado recalcó que la JEC ha sido “muy clara para exigir a Torra que retire de una vez la propaganda independentista de edificios públicos”. Enfatizó, además, que si llega al poder no hará falta que se diga que se retiren estas consignas porque el PP no dejará que se ponga “ni un solo lazo amarillo”.

Hoy por la tarde concluye el plazo de 48 horas que la JEC ha dado al presidente de la Generalitat para que ordene la retirada de todas las banderas esteladas y lazos amarillos de edificios públicos de la Generalitat con el fin de cumplir con el deber de neutralidad política de los poderos públicos ante las elecciones generales del próximo 28 de abril.

Casado indicó que “si no cumple Torra lo que le exige la JEC, nosotros iremos a la Fiscalía para exigir que se retiren los lazos amarillos de todas las plazas y calles de Cataluña” y así “respetar la neutralidad y dignidad” de una comunidad que no merece estar gobernada por quienes “apelan a la guerra civil de Eslovenia para justificar un suicidio para toda su tierra”.