Compartir

La portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, señaló este viernes a los manifestantes de que están participando en “la huelga golpista” que no lograrán su objetivo de independencia en Cataluña, ya que “la democracia no para ni va a claudicar” ante sus pretensiones.

Desde el centro de Barcelona, Álvarez de Toledo atendió a los medios y fue continuamente increpada por manifestantes, que le profirieron todo tipo de insultos. “Fascista” o “muerta tendrías que estar” fueron algunas de las frases con las que atacaron a la portavoz popular.

Álvarez de Toledo explicó que si ha conseguido avanzar entre “columnas de marchosos antidemócratas” para llegar al punto donde iba a atender a los medios, en la Plaza de Sant Jaume, ha sido gracias a que la Policía Nacional y la Guarda Urbana abrieron el paso.

Avisó de que “la democracia no hace huelga y no para” y tildó la convocatoria de este viernes en Barcelona de “huelga golpista e inútil”. A su juicio, se trata de una huelga “contra las leyes, contra la Justicia, contra los tribunales y los derechos de millones de catalanes a vivir en libertad e igualdad ante la ley”.

Aprovechó para decir “a todos ellos que participan en esta huelga golpista que es una huelga inútil” y, por tanto, les aconsejó que “pierdan toda esperanza de conseguir sus objetivos”. En cambio, a “todos los demócratas catalanes” les pidió que mantengan la esperanza, porque “vamos a protegerles y ampararles a todos ellos”.

En este contexto, la portavoz parlamentaria de los populares subrayó que las elecciones generales del 10 de noviembre suponen “una extraordinaria oportunidad para acabar con este golpismo frívolo, grosero y absoluta y rotundamente inútil”.

Además, denunció que la “gran anomalía catalana” es que las autoridades políticas sean “las que están jaleando la violencia” o cortando autopistas. “Tenemos que quitar al señor Pedro Sánchez porque él no va a quitar al señor Quim Torra”, advirtió.

(SERVIMEDIA)