Compartir

El servicio de Emergencias de la Generalitat de Cataluña ha activado este miércoles la alerta química en Barcelona tras desatarse un gran incendio en una planta de disolventes.

Más de una veintena de dotaciones de Bomberos se han desplazado hasta Montmeló donde han intentado sofocar las llamas. Protección Civil ha lanzado un aviso a los vecinos de ese lugar, y de las poblaciones cercanas para que cerraran puertas y ventanas. El objetivo, dicen, es que nadie se acerque a la zona y los que ya están allí no salgan a la calle.

 

De la planta de disolventes en llamas sale una gran columna de humo que se puede ver desde varios kilómetros. Las carreteras más cercanas también han sido cerradas al tráfico.