Compartir

Los Reyes llegaron minutos después de las 11.00 horas a la plaza de Lima de Madrid, junto a la Princesa de Asturias y la infanta Sofía, dando así inicio al desfile militar que se celebró con motivo de la Fiesta Nacional, que este año estuvo acompañado por abucheos y silbidos de algunos de los asistentes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La llegada del presidente del Ejecutivo no fue anunciada por megafonía pero, a pesar de ello, algunos espectadores le recibieron con abucheos, silbidos e increpaciones. Esta actitud contrastó con la manifestada a la llegada de los Reyes, que sí fue anunciada y fue recibida con entusiasmo por la multitud, que agitaba banderas de España. Felipe VI vestía el uniforme de gala del Ejército de Tierra, con empleo de capitán general.

Asistieron al acto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y las más altas instituciones civiles y militares del Estado. Entre ellos, los ministros, los presidentes del Congreso y del Senado y de otras instituciones como el Tribunal Constitucional, así como todos los presidentes de las comunidades autónomas, con la excepción del lehendakari, Íñigo Urkullu; del presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim torra; de la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, y de la presidenta de Baleares, Francina Armengol, cuya ausencia se debió a la trágicos hechos acontecidos esta semana en Mallorca a causa de las fuertes lluvias.

Este año el desfile contó con la participación de unos 4.000 militares, 152 vehículos y 88 aviones. El coste de esta edición fue de 624.268 euros, divididos de la siguiente manera: 423.729 euros (desfile) y 200.539 euros (gradas y tribunas), un 6,8% menos que el año pasado, cuando ascendió a 669.480 euros.

El desfile contó con la participación de unos 3.500 militares y guardias civiles, 43 vehículos y con menor presencia de aeronaves como consecuencia de la lluvia.

El acto estuvo marcado por el tradicional homenaje a la bandera y a los que dieron su vida por España. Los Monarcas realizaron una posterior recepción en el Palacio Real.

Las novedades de este año fue el homenaje a la bandera española con motivo de su 175 aniversario, la mayor presencia de la mujer debido al 30 aniversario de su incorporación a las Fuerzas Armadas, la participación de un escalón motorizado perteneciente a Protección Civil y Salvamento Marítimo, de miembros de la Fuerza Anfibia Hispano Italiana y el vuelo de aviones de la Academia del Aire por su 75 aniversario.