Compartir
Pontevedraviva.com

El menor que en 2015 propinó un puñetazo en la cara al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido absuelto de un nuevo delito de agresión por un juzgado de Pontevedra.


El imputado, Andrés de V.F., había salido en libertad en 2017 tras cumplir dos años en un centro de menores por el manotazo al expresidente, informa ‘ABC‘.

El pasado mes de marzo, agredió a otro político, esta vez a Juan Manuel Rosales Pérez, coordinador de Vox en Pontevedra, mientras repartía propaganda electoral en una calle.

Antes de ir a juicio, los abogados llegaron a un acuerdo y el acusado deberá indemnizar al político con 400 euros.