Compartir

El líder de Vox, Santiago Abascal, relacionó este lunes la fuga del militar venezolano Hugo Carvajal, ex responsable de inteligencia en el régimen chavista, “con los pactos que ahora se están produciendo entre el PSOE y Podemos” para formar Gobierno tras las elecciones generales del pasado 10 de noviembre.

Abascal hizo esta consideración en una rueda de prensa en el Congreso antes de acreditarse, junto a los otros 51 diputados logrados por su partido el 10-N. Todos los parlamentarios de esta formación posaron también frente a la entrada de los leones de la Cámara Baja.

Al valorar la actualidad política, Abascal se refirió como “fuga inquietante” a la desaparición de Hugo Carvajal después de que la Audiencia Nacional haya aprobado su extradición a EEUU por delitos de narcotráfico. La Policía Nacional está tratando de localizar a este militar para comunicarle la decisión tomada por las autoridades judiciales españolas.

A este respecto, el líder de Vox dijo que la huida de este militar venezolano “tiene que ver con los pactos que ahora se están produciendo entre el PSOE y Podemos”. Destacó que la relación entre ambos hechos es algo sobre lo que tienen “todas las sospechas”.

Por este motivo, anunció que está estudiando “iniciativas parlamentarias, peticiones de comparecencia e iniciativas judiciales para que se descubra si se ha producido algún tipo de ilegalidad que haya facilitado esta fuga”. Entre las comparecencias que pedirían estaría la del ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska.

COINCIDE CON AZNAR

Al mismo tiempo, Abascal señaló que comparte “plenamente” la afirmación del expresidente José María Aznar de que un Gobierno de PSOE y Podemos con apoyo de los independentistas “traerá graves consecuencias institucionales y económicas”.

Asimismo, preguntado sobre si el líder del PP, Pablo Casado, debería abstenerse en una investidura de Pedro Sánchez para evitar que se alíe con la formación morada y los secesionistas, Abascal dijo que no quiere decir a otros partidos “lo que tienen que hacer”. No obstante, reiteró su posición de que PSOE, PP y Ciudadanos tienen un “consenso amplio” en muchos asuntos y que si logran por esta vía una investidura alternativa, desde Vox no se lo “reprocharán”.

Además, sostuvo que el “Gobierno del Frente Popular” que quieren formar PSOE y Podemos “va camino de consolidarse”, pero opinó que “ya ha fracasado de antemano, porque no aspira al bien común, sino únicamente a repartirse un botín institucional en forma de ministerios”.

Por otra parte, el líder de Vox anunció que, a pesar de que su partido está en contra de las ayudas electorales a los partidos, ellos usarán las que les corresponden por el 10-N, puesto que de momento este tipo de subvenciones es legal. No obstante, dijo que seguirán abogando por su desaparición y que serán “los más felices” cuando se supriman.

(SERVIMEDIA)