Compartir

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, reconoció este viernes que se vio con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, pero sin ningún “contacto formal”.

Fuentes del equipo de Ábalos aseguran que “no se reunió” con la Delcy Rodríguez, sino que fue de madrugada al aeropuerto a recibir al ministro de Turismo de Venezuela, Félix Plasencia, que viajaba con Rodríguez en el mismo avión privado, “con el que tiene una relación de amistad desde hace años”. Explican las mismas fuentes que el ministro es español y llegó a Madrid al frente de la delegación venezolana a Fitur. “Ábalos no tuvo ningún contacto formal con la vicepresidenta venezolana”, aseguran.

Según recuerda ‘Voz Populi’, Delcy Rodríguez tiene vetada su entrada en el espacio Schengen (y por tanto en territorio español), ya que es una de las 25 personas del régimen de Nicolás Maduro a las que la Unión Europea ha sancionado.

Estas mismas fuentes aseguran que Ábalos fue al aeropuerto en la madrugada del lunes y se subió al avión en Barajas donde estaba Rodríguez y Plasencia.

La gran incógnita es por qué Abalos estuvo en el interior del avión durante una hora y media si al día siguiente tenía previsto un encuentro en su despacho con Plasencia.

Un polémico encuentro que tiene lugar a las puertas de un fin de semana donde Sánchez ha rechazado reunirse con el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, que llega este sábado a España. Sí le han recibido otros mandatarios europeos como Angela Merkel.

El sector próximo a Abalos asegura que en los últimos meses el ministro se ha reunido “muchas veces” con representantes de Juan Guaidó en España y ha hablado con el propio presidente encargado de convocar las elecciones al menos dos veces por teléfono.

Fuentes gubernamentales precisaron a Servimedia su convicción de que la oposición pretende utilizar a Venezuela para “atacar” a la coalición, de la que forma parte Podemos.

(SERVIMEDIA)