Quantcast

El 83% de las empresas funerarias llevan a cabo acciones medioambientales, según Panasef

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF) ha presentado su Estudio de Responsabilidad Social Empresarial 2020 elaborado por la consultora independiente Likeik, que examina el compromiso social de las empresas funerarias asociadas y destaca las acciones relacionadas con la protección del medio ambiente, puestas en práctica por un 83% de las compañías del sector.

El compromiso del sector con el medio ambiente y su apuesta por los materiales biodegradables y menos contaminantes está generalizado en la mayoría de las empresas, según el estudio. Así, el 74% de las empresas utilizan ya materiales biodegradables y con menos impacto ambiental para reducir la contaminación al máximo. Féretros de madera certificada, urnas biodegradables, incorporación de coches eléctricos y otras acciones se suman el trabajo emprendido hace ya varios años para reducir el impacto del sector sobre el medio ambiente.

El mayor esfuerzo se dedica a los hornos crematorios con la reducción de energía eléctrica, y la instalación de filtros para minimizar la emisión de tóxicos a la atmósfera. Con 442 repartidos por todo el territorio, España es el país europeo con mayor número de hornos.

Según un estudio de Marsan Ingenieros los hornos pertenecientes a PANASEF cumplen los límites de emisión y comparado con otras actividades, las emisiones anuales de un horno crematorio suponen las mismas partículas contaminantes que las emitidas por cincuenta fumadores al año, y las de cuatro hornos equivalen a las emitidas por siete vehículos diésel.

El sector funerario ha continuado ese esfuerzo por reducir su impacto ambiental de forma activa apostando también por los ecofunerales, en los que los materiales son biodegradables. No solo las urnas, también los ataúdes de madera certificada procedente de talas controladas y zonas reforestadas, con barnices al agua que contaminan menos, tapizados interiores de algodón, adornos y vestidos ecológicos para los difuntos, reduciendo el plástico de las instalaciones y ofreciendo jardines donde depositar y esparcir las cenizas.

Otra acción que se aplica cada vez más es la progresiva incorporación de vehículos eléctricos o híbridos al parque móvil de las compañías funerarias (22% de las empresas) y la apuesta por la energía solar (15%).

Comentarios de Facebook