Compartir

Un total de 31 mujeres embarazadas están en seguimiento en Andalucía tras confirmarse su infección por listeria monocytogenes, que ha provocado ya cinco abortos, el último de ellos conocido este viernes en Madrid.

En su informe diario sobre el brote provocado por los productos de la empresa Magrudis, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, dependiente del Ministerio de Sanidad, confirmó este viernes que las mujeres representan el 58% del total de 197 casos confirmados relacionados con el brote en esta comunidad, 162 de ellos en la provincia de Sevilla, que no ha comunicado nuevas infecciones en las últimas 24 horas al sistema de vigilancia.

Asimismo, según informó la Comunidad de Madrid, la mujer gestante que abortó este viernes estaba ingresada y en seguimiento en un centro privado después de consumir carne objeto de la alerta sanitaria en un establecimiento de Andalucía. Es el único caso confirmado de momento en esta comunidad por analítica y asociado a esta crisis alimentaria.

En Madrid, según el Gobierno regional, hay dos mujeres embarazadas asintomáticas en seguimiento además de un neonato que evoluciona “favorablemente” y cuya madre pasó el embarazo “sin síntomas”. Salvo en su caso y en el de otra mujer gestante, en todos los demás se consumió o adquirió producto contaminado en Andalucía.

Esta interrupción del embarazo se suma a los de dos mujeres embarazadas que permanecían ingresadas en el Hospital Virgen Macarena y Virgen del Rocío de Sevilla y que referían antecedentes de ingesta de alimento contaminado con listeriosis que también han abortado en las últimas horas, según el informe diario de la Junta de Andalucía.

Ambos abortos se han producido en las semanas 8 y 32 de gestación y, a falta de los resultados de las pruebas realizadas, la “sospecha diagnóstica” es que el fallecimiento de los fetos se ha producido por corioamnionitis por listeria monocytogenes.

CASOS “SOSPECHOSOS”

Sanidad informó, por otro lado, de que los casos considerados “sospechosos” han pasado de 52 a 58 en Aragón, Asturias, Canarias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Madrid y Melilla.

“Muchos” de ellos “continúan en investigación pendientes de resultados”, según destacó Sanidad, que señaló que los casos “probables” de afectados por el brote de listeriosis detectado en productos cárnicos elaborados por la empresa sevillana Magrudis suben de 62 a 66, repartidos entre las mismas comunidades autónomas.

Tal y como recogió en el último informe, a los 197 casos de infección confirmados por la Junta de Andalucía en esta comunidad hay que añadir cuatro casos confirmados por laboratorio en Aragón, Castilla y León, Extremadura y Madrid, este último el de la gestante de ocho semanas que habría perdido a su bebé este viernes, y otros tres constatados por vínculo epidemiológico (uno en Extremadura y dos más en Aragón).

Por otro lado, el Gobierno andaluz confirmó que el número de pacientes hospitalizados con “sospecha de infección” o con infección confirmada por esta bacteria se mantiene en los 67 del día anterior. De ellos, 23 son mujeres gestantes, una menos que la jornada previa, que están en tratamiento antibiótico.

El consejero de Salud y Familias del Gobierno de Juan Manuel Moreno, Jesús Aguirre, ha comparecido este viernes en una sesión extraordinaria de la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía y en su intervención ha trasladado su pésame a las familias de las víctimas mortales y ha “lamentado profundamente” dichos fallecimientos.

Aguirre destacó que las mujeres embarazadas tienen “un 20% más” de probabilidades de sufrir un brote de estas características porque la bacteria “tiene especial predilección” por las gestantes, al “focalizarse” en el líquido amniótico y las capas amnióticas, lo que aumenta el riesgo de interrupción del embarazo.