Quantcast

223.000 personas empezaron a consumir cannabis en 2017, casi la mitad eran menores

Más de uno de cada 10 españoles (el 11%) consumió cannabis alguna vez durante el año pasado, porcentaje que aumentó hasta el 14,3% en el caso de los menores de 18 años, frente al 12,6% en 2015. El dato aumenta hasta el 35,2% del total de la población que ha fumado porros en algún momento de su vida.

Estos son algunos de los datos destacados durante la presentación en la sede del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en Madrid de la XII Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España ‘Edades 2017-2018’, impulsada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas del citado Ministerio. El estudio, basado en más de 21.000 encuestas, fue hecho público por la ministra, María Luisa Carcedo, y la delegada del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas, Azucena Martí.

En 2017 empezaron a consumir 223.000 personas (casi la mitad son menores), frente a las 159.000 que se iniciaron en 2015. Se estima que en 2017 un total de 647.000 personas (519.000 hombres y 128.000 mujeres) han consumido cannabis diariamente. La encuesta muestra otro dato a destacar, como que el porcentaje de los jóvenes duplica el de consumidores de cannabis mayores de 45 años, que es de 7,8%.

DROGAS LEGALES E ILEGALES

Según subrayó Carcedo, aunque las drogas más consumidas son el alcohol, el tabaco y los hipnosedantes, el cannabis es la droga ilegal más habitual entre los españoles. El consumo de todas las sustancias, excepto los hipnosedantes y los analgésicos opioides, está más extendido entre los hombres. Estas últimas sustancias, apuntó Martí, se utilizan para combatir “la ansiedad, la depresión o el insomnio”.

De hecho, la encuesta ‘Edades’ confirma que las drogas consumidas por un mayor porcentaje de personas son las legales. En primer lugar, el alcohol (el 75,2% de los encuestados lo ha consumido en el último año; el 77,6% lo hacía en 2015) y en segundo lugar el tabaco (el 40,9% ha fumado tabaco en el último año, frente al 40,2% en 2015). Los hipnosedantes (con o sin receta) son la tercera sustancia (11,1% actual por 12% en 2015) y en cuarto lugar el cannabis.

Carcedo subrayó el repunte del tabaco y del cannabis, “especialmente entre los jóvenes”, por lo que estudia medidas para evitar nuevos consumos. La ministra puso el acento entre los consumidores de esas sustancias en la población de entre 15 y 24 años, pues “tiene relevancia para que prestemos una mayor atención con medidas preventivas” para que no se incorporen más personas a esas estadísticas.

Así, dijo que se estudiará la “posible” prohibición del consumo de estas sustancias en lugares donde hay menores, como en el interior de los vehículos, los hogares y las zonas verdes. De hecho, subrayó que el humo del tabaco contamina más que el del coche.

NO LEGALIZAR

La ministra también destacó que nueve de cada 10 encuestados consideran que “es importante” la educación en las escuelas y que la legalización “no es la solución”. De hecho, según la encuesta, disminuye el porcentaje de personas que opinan que la legalización del cannabis ayuda a resolver el problema de las drogas (33,8% en 2017 frente al 37,4% en 2015).

Según ‘Edades’, el 18,6% de los españoles reconoció haberse emborrachado en el último año (en 2015 era el 16,8%). El 7,1% se emborrachó en el último mes (el 6,5% en 2015). Por otra parte, entre los fumadores, destacó Martí, “dos de cada tres se han planteado dejar de fumar y de éstos, dos de cada tres lo intentaron”.

Por todo ello, añadió Carcedo, hay “ámbitos” de la ley que requieren “mejoras” para hacer “un mayor esfuerzo” para que haya menos nuevos adictos al consumo de tabaco. “La nicotina es una sustancia muy adictiva”, lamentó, a la par que recordó la figura del “fumador pasivo” como perjudicado del consumo de esta sustancia. El 34% de la población fuma a diario, devela ‘Edades’.

CANNABIS

El perfil de consumidores de cannabis en el último mes (un 9,1% del total, aunque un 35% reconoce haber consumido porros alguna vez en la vida, un 11% en los últimos 12 meses y un 2% de forma diaria) corresponde a quien consume mayoritariamente porros (97,9%), seguido de cachimbas (4,4%), vía oral o por medio de cigarrillos electrónicos. Son en un 71% hombres, con una edad media de 34,3 años, que se fuman una media de 2,7 porros diarios. El 81,6% también consume otras sustancias, principalmente tabaco (92,9%).

Según la encuesta, en general aumenta el riesgo percibido ante el consumo de la mayoría de las drogas, especialmente entre las mujeres. El alcohol es la sustancia que se percibe como menos peligrosa: menos de la mitad de la población considera que consumir cinco o seis cañas o copas durante el fin de semana causa muchos o bastantes problemas. La droga que se percibe como más disponible es el cannabis: el 63% de la población cree que es fácil o muy fácil conseguirla en 24 horas.

Durante su intervención, la ministra Carcedo destacó que el estudio permite obtener una “imagen clara” de la realidad, poniendo el foco “especialmente en la juventud” para que puedan desarrollarse medidas con “impacto positivo”. Estas medidas, apuntó, “exceden el ámbito de la salud” y también están sujetas a nuevas realidades derivadas ante la creciente “preocupación” ante las adicciones sin sustancia, como Internet y las apuestas deportivas.

También destacó que se sigue trabajando en la ley para frenar el consumo de alcohol entre los menores. “No está abandonada”, dijo. En el último año, el 60% de los menores encuestados consumió alcohol, un 2% más que en el estudio anterior.

Comentarios de Facebook