Compartir

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, insistió este martes en la exigencia al Gobierno para subir impuestos a “quienes más tienen” y a las empresas con “muchos” beneficios.

En una entrevista en Onda Cero recogida por Servimedia, Echenique explicó que, por el momento, los dos únidos acuerdos cerrados con el Gobierno son la revalorización de las pensiones de acuerdo con el IPC en 2018 y 2019, y la modificación del artículo 15 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para evitar el veto del Senado a los objetivos de déficit de las administraciones públicas. En todos los demás puntos del documento que Podemos entregó al Ejecutivo se está trabajando.

De esa forma, negó que exista un acuerdo para apoyar esos objetivos y los Presupuestos Generales del Estado para 2019 a cambio de una subida de impuestos. Sí reconoció, no obstante, que a Podemos le parece “buena idea” subir la tributación a la gente “que más tiene” y a empresas que tienen “muchos beneficios” y pagan “muy poquitos impuestos”, como es el caso de los bancos, muchos de los cuales han llegado a pagar “cero euros” por el Impuesto de Sociedades.

Echenique subrayó que España está ocho puntos porcentuales por debajo de la media europea en recaudación del Estado, y así es “muy difícil” mantener una sanidad sin listas de espera, una educación con igualdad de oportunidades o una atención “digna” a la dependencia. La gente trabajadora “ya paga muchos impuestos”, precisó, pero hay que pedir “un poquito de generosidad” a las personas más acaudaladas y a las grandes corporaciones.

Preguntado por cuándo regresarán a la vida pública Pablo Iglesias e Irene Montero, Echenique aseguró que ambos están “muy atentos” a lo que hace el partido y a las negociaciones con el Gobierno en este ámbito, pero decidirán su regreso en función de la evolución de sus hijos mellizos, que nacieron muy prematuros. En todo caso, ante las voces que alertan del riesgo de esas ausencias para el partido, juzgó “bastante gracioso que cuando Pablo está es la causa de todos los males y cuando no está, también”. Es algo que vulnera no solo la politología sino la misma base de la lógica, ironizó.