Compartir

Un joven de 24 años ha asesinados a dos personas y ha dejado heridas a otras 11 durante un torneo de videojuegos en Jacksonville, Florida (EE.UU). El atacante, que era uno de los participantes y que ha sido identificado como David Katz, de 24 años, se suicidó tras efectuar 13 disparos.

El evento, que tenía lugar en un centro comercial, se estaba retransmitiendo en directo a través de Internet. En uno de los vídeos difundidos se ve como dos jugadores están jugando, cuando, de repente, comienzan a oírse los disparos. La retransmisión se suspende de inmediato. 

Algunos asistentes han relatado a través de las redes sociales los momentos posteriores al tiroteo. “Soy realmente afortunado. Una bala me rozó un pulgar'' o ''Nunca más en vida daré nada por sentado. La vida puede esfumarse en un segundo'', escribieron.