Compartir

La familia de Francisco Franco está dispuesta a hacerse “cargo” de los restos mortales del exdictador cuando el Gobierno socialista de Pedro Sánchez los saque del Valle de los Caídos y descarta abrir un conflicto legal porque considera que “gastar el dinero en contra de un Gobierno es perder el tiempo porque si lo hacen y lo exhuman sería un brindis al sol”.

Así se pronuncia Francis Franco, nieto del dictador, en una entrevista publicada este sábado en el diario 'La Razón', en respuesta a si los Franco recurrirá el acto administrativo posterior al decreto ley impulsado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para sacar los restos de Franco de la basílica del Valle de los Caídos. El entrevistado también asegura que la exhumación se producirá “por las malas”. “Y ya veremos si saltándose la legalidad”, pronosticó.

Los Franco no encuentran la urgencia que sí percibe el Gobierno: “Tienen prisa porque no tienen mucha legislatura por delante, porque son el Gobierno menos votado de la historia. No representan a casi nadie. Han incurrido en un error que ya cometió su partido en el 32 al aliarse con los comunistas y nacionalistas para acabar con la Transición estudiada en el mundo entero como modélica”.

Francis Franco asegura también que las “alegaciones oportunas” a la iniciativa del Gobierno que presentará su familia será “una respuesta colegiada” y rechaza que Francisco Franco sea enterrado en el cementerio de El Pardo, donde reposan los restos de su abuela, Carmen Polo. “Donde ella está enterrada no hay seguridad, no puede estar allí enterrado mi abuelo”, advirtió.

FRANCO NO QUERÍA EL VALLE

En la entrevista, el nieto del dictador también se hace eco de que Franco “nunca dijo querer enterrarse” en el Valle de los Caídos. “Recuerdo el disgusto que se llevó mi abuela cuando se enteró de que no iban a estar juntos”, añade.

En todo caso, advierte el familiar al Gobierno, la familia “se hará cargo” de los restos de Franco. “Por supuesto”, recalca el nieto. “No lo vamos a dejar en manos del Gobierno”, anuncia.

Francis Franco también afirma que la familia no tiene relación con el Vaticano y cree que la Santa Sede no se posicionará sobre el asunto. “Este charco maloliente no lo considerará urgente, ni necesario”. A pesar de reconocer que su abuelo era “fervorosamente creyente” sus familiares no esperan que la Iglesia actúe en su apoyo: “Nunca esperó devolución de favores por ello”.