Compartir

Las lluvias y tormentas que estos días han afectado a varias zonas del este peninsular del país, como Cataluña y Baleares, así como a la zona cantábrica estropearán este fin de semana, aunque remitirán progresivamente con el paso de los días.

Según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), para este viernes se espera posibilidad de chubascos y tormentas localmente fuertes en el noreste de Cataluña y en Baleares. Las provincias catalanas de Barcelona y Gerona continúan en “riesgo” de alerta amarilla por lluvias, mientras que a su vez Mallorca continúa en “riesgo” de alerta amarilla por lluvias y tormentas.

Los cielos se presentarán poco nubosos, a excepción del área cantábrica, donde junto a la abundante nubosidad, hay previsión de lluvias y chubascos, que se espera vayan remitiendo a lo largo del día.

Las temperaturas diurnas descenderán en el tercio norte peninsular, mientras que en el resto del país se mantienen con pocos cambios o en ligero ascenso.

HASTA 39 GRADOS

Los puntos donde los termómetros alcanzarán las máximas temperaturas serán Sevilla y Córdoba, con 39º cada una. Le siguen muy de cerca Badajoz, con 38º, Cáceres y Murcia, con 37º, Toledo con 36º o Madrid, Huelva, Albacete y Ciudad Real, todas ellas con 35º.

Por el contrario, las temperaturas más bajas se darán en León, Soria, Burgos y Teruel, todas ellas con 12º de mínima. Palencia, con 13º, Lugo, con 14º, o Pamplona, Valladolid, Orense y Pontevedra registrarán 15º de mínima.

En cuanto al viento, será de levante en el Estrecho. Habrá vientos de componente norte en el tercio norte peninsular, Menorca y Canarias, e intervalos de noroeste fuerte en la comarca gerundense del Ampurdán.

Para el sábado solo hay declarado “riesgo” de alerta amarilla por lluvias en la provincia de Barcelona, pero en las Islas Baleares Mallorca mantiene su “riesgo” de alerta amarilla por lluvias y tormentas, y se le suma Menorca también en “riesgo” por lluvias y tormentas.

El domingo, no obstante, no hay declarada ninguna alerta amarilla, lo que coincide con el descenso de las precipitaciones.