Compartir

Marruecos ha readmitido a los 116 inmigrantes subsaharianos que entraron ayer en España de forma ilegal a través de la valla de Ceuta, según informaron este jueves desde la Delegación del Gobierno de esta ciudad autónoma.

El Gobierno devuelve a los inmigrantes a Marruecos basándose en la reactivación del acuerdo bilateral suscrito entre ambos países en 1992. Cuando ayer 116 inmigrantes consiguieron saltar la valla fronteriza de Ceuta con Marruecos resultaron heridos de diversa consideración siete guardias civiles.

Para evitar que la Guardia Civil se acercara a la zona donde se estaba produciendo la acción, los inmigrantes lanzaron recipientes de plástico con excrementos, sangre, cal viva y ácidos contra los agentes. Finalmente, 116 inmigrantes consiguieron entrar a Ceuta, de los que cinco fueron evacuados desde el CETI hasta el Hospital Universitario de la ciudad autónoma.

Ahora, el Ejecutivo recuerda que esta colaboración con Marruecos por la cual devuelve a este país a los inmigrantes se enmarca en la política europea de inmigración, que tiene como uno de sus pilares básicos la cooperación con terceros países para luchar contra las mafias que trafican con personas.

Explican desde la Delegación del Gobierno ceutí que la reactivación de este acuerdo es consecuencia de las “buenas relaciones” entre ambos estados. “Se trata de un procedimiento administrativo de devolución, caso a caso, que implica la identificación en dependencias policiales de todos los ciudadanos entrados en España de forma irregular, con información de sus derechos y la debida asistencia jurídica”, exponen.