Compartir

El suceso tuvo lugar el pasado martes en el barrio de Zaramaga, donde esta chica habría sido forzada, penetrada en varias ocasiones y amenazada de muerte por el presunto criminal, según la Comisión Ciudadana Anti-SIDA de Álava, con quien colabora la víctima en un programa de empoderamiento.

Ayer declararon ante la juez tanto la víctima como el agresor, a quien le retiraron el pasaporte e impusieron una orden de alejamiento a la espera de juicio.

“Denunciamos y condenamos este despreciable hecho y solicitamos la condena y puesta en marcha del protocolo de actuación y respuesta pública del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz contra la violencia hacia las mujeres”, informó esta organización.

Y es que “si las mujeres somos atacadas por las agresiones sexistas, las pertenecientes al colectivo LGTB sufrimos una doble vulnerabilidad por ser mujeres y por la discriminación y la no aceptación de nuestras identidades y orientaciones sexuales”, denunció la comisión antisida.

En Vitoria ya se han convocado diferentes movilizaciones de condena y repulsa ante esta nueva agresión.