Compartir

La Policía local de La Coruña detuvo el pasado domingo a una mujer que superaba en ocho veces la tasa de alcoholemia. Según informa 'ABC', en la primera prueba el medidor marcó los 1,86 miligramos de alcohol por litro en sangre, mientras que en la segunda la cifra llegó a los dos miligramos. Es decir, ocho veces la tasa de alcohol máxima permitida.

La mujer levantó las sospechas al hacer zig-zag con su coche BMW, lo que llevó a varios conductores a alertar a la Policía. Los agentes pudieron parar su coche y procedieron a realizarle un control de alcoholemia. 

La conductora, de 33 años, fue denunciada por un delito contra la seguridad vial ante el juzgado de guardia.