Compartir

La policía continúa buscando al joven que propinó una brutal paliza a dos ancianas en el interior de un portal de Bilbao al tratar de robarlas. 

El agresor, que empleó la fuerza para intentar hacerse con el collar que portaba una de las mujeres, abandonó el lugar a la carrera. 

El forcejeo ocurrió el pasado 14 de agosto, aunque no fue hasta ayer cuando se difundieron las imágenes que grabó la cámara de seguridad que hay instalada en el portal. 

Durante la agresión, el ladrón consiguió arrancar el collar a una de las mujeres, pero después se le cayó. Cuando se agachó a recuperarlo una de las ancianas se echó sobre su espalda, recibiendo un empujón del agresor. La otra anciana intentó bloquear la salida del portal, pero el joven también consiguió deshacerse de ella tirándola al suelo. 

'El Correo' ha recogido las declaraciones de las víctimas en las que una de ellas cuando se encontraba en el suelo, pensó “de aquí ya no me levanto. Mañana las dos en silla de ruedas”.

Sin embargo, las dos se encuentran bien, con solo algún rasguño en el brazo y una pierna dolorida. La dueña del collar acudió al día siguiente al médico tras haber denunciado el robo ante la Ertzaintza, que ya investiga lo ocurrido.