Compartir

Una mujer de 45 años y su cuidador de 58 han sido detenidos en Alicante por asesinar al marido de la agresora, con el que se había casado dos semanas atrás. Los hechos ocurrieron el pasado lunes, cuando la víctima fue invitada por su pareja a pasar unos días de vacaciones en Alicante, momento que aprovecharon tanto ella como su cuidador para perpetrar el crimen.

La mujer que iba en silla de ruedas, y su cómplice, llevaron al hombre a una zona apartada del puerto, donde agredieron a la víctima con un destornillador apuñalandolo en el cuello y el pecho. Una policía fuera de servicio acudió al lugar de la agresión al ver el crimen y alertada por los gritos de socorro de la víctima, de 69 años, y residente en Guardamar. Tras reducir a los dos sospechosos, la agente intentó reanimar a la víctima junto con los servicios de emergencia, aunque sin éxito.

Éste era el cuarto matrimonio de la detenida, que en el momento de la agresión vestía gorra y guantes para evitar ser reconocida y dejar pruebas. Se cree que años antes exageró su lesión para cobrar una pensión por un accidente de tráfico.

La mujer informó a su cómplice y varios conocidos de la agresora que este matrimonio se había hecho por conveniencia, pese a que el hombre agredido no presentaba una gran pensión y vivía de alquiler.

La agresión se produjo sobre las 22.30 horas de la noche del lunes. Al lugar del crimen se personaron varias patrullas de la Policía Nacional, así como la Brigada Provincial de la Policía Científica, para inspeccionar el vehículo en busca de pruebas. Por su parte, las autoridades siguen investigando el móvil del asesinato, aunque todo apunta al interés de la agresora por cobrar la pensión de viudedad del que fuera su cuarto esposo.