Compartir

Las investigaciones de esta operación 'Sarbo' se iniciaron tras la interceptación de una embarcación de recreo por parte del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, a la altura de la Caleta de Vélez-Málaga (Málaga), en la que viajaban tres tripulantes y portaban a la vista cinco fardos de hachís con un peso de 177 kilos.

Una vez en el puerto, se examinó la embarcación y se encontró un doble fondo donde fueron encontrados otros 15 fardos y 120 paquetes de hachís, que arrojaron un peso de 680 kilos.

Investigaciones posteriores llevaron a la detención de los otros dos integrantes de este grupo criminal, que estaba perfectamente estructurado, con funciones específicas de logística, transporte o custodia de la mercancía una vez llegaba a España.

Han sido intervenidos un total de 857 kilos de hachís, así como la embarcación utilizada para el transporte de la droga, su remolque, un vehículo todoterreno, un dispositivo GPS náutico y tres teléfonos móviles.

Esta operación es parte del esfuerzo que la 4ª Zona de la Guardia Civil de Andalucía está realizando contra el narcotráfico, particularmente en la zona del Estrecho, y en ella, han participado agentes pertenecientes al Equipo de Policía Judicial de Vélez Málaga, efectivos de la Compañía de Vélez Málaga y del Servicio Marítimo Provincial de Málaga.