Compartir

Marcos Rosa, el joven de 26 años, que emprendió
una campaña en redes sociales para concienciar sobre la importancia de la
donación de médula ha fallecido este lunes.

Rosa llevaba ingresado en el Hospital Virgen del Rocío de
Sevilla desde el mes de febrero cuando se le practicó un trasplante de médula
de un donante cuya compatibilidad era un 90 por ciento. Sin embargo, su cuerpo lo terminó rechazando.

Marcos Rosa, que sufría esta enfermedad desde los 17 años y cuya única
oportunidad de seguir viviendo era un trasplante, tomó el testigo de Pablo Ráez en las redes sociales para seguir impulsando la donación de médula.

 Logró incrementar
las donaciones de 25 a más de 400 en el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva.