Compartir

Una mujer de 46 años llamada Kay Longstaff fue rescatada después de pasar 10 horas en el mar Adriático por la noche, tras caerse de un crucero. La mujer de origen británico se encuentra fuera de peligro en un hospital de Pula (Croacia).

Cuando se dio la voz de alarma, los guardacostas, barcos civiles y un avión PC-9 comenzaron la búsqueda el domingo a las 6.30 de la mañana. Según medios croatas, se encontraba a poco más de un kilómetros del lugar donde cayó. 

“Tengo mucha suerte de estar viva… Estaba sentada en la parte posterior de la cubierta. Me caí y estuve en el agua durante 10 horas, cuando estos tipos maravillosos me rescataron”, relató Longstaff en los medios locales de Croacia.