Compartir

Metro de Madrid cerrará la estación de Gran Vía ocho meses desde este lunes. La estación permanecerá cerrada desde el 20 de agosto al 13 de abril. El cierre se produce por las obras que ya están modernizando la céntrica estación madrileña, que da servicio a más de 40.000 viajeros a diario.

El objetivo es mejorar la accesibilidad de los usuarios, especialmente los de movilidad reducida. Por ello, se instalarán seis ascensores y cuatro escaleras mecánicas. Además, la estación será conectada a través de un pasillo directo con la estación de Cercanías de Sol.   

Según informa '20 Minutos', desde el 22 al 29 de agosto ningún tren pasará por Gran Vía. Los trenes circularán hasta las estaciones más cercanas, Sol y Tribunal, momento en el que los vagones tendrán que ser desalojados. 

A partir del 29 de agosto los trenes no se detendrán en la estación de Gran Vía, pero los viajeros no tendrán que bajarse de los trenes. Como alternativa, los viajeros podrán utilizar las estaciones de Sol y Tribunal (Línea 1) o de Chueca y Callao (Línea 5). 

Las obras se enmarcan dentro del 'Plan de Accesibilidad' de Metro de Madrid.