Compartir

El sábado todavía persistirá la inestabilidad atmosférica, pero retrocederá paulatinamente. Las temperaturas subirán en el noroeste peninsular y bajarán en el Mediterráneo.

No obstante, según Aemet, todavía podrán producirse tormentas en el este de Cataluña, en la Comunidad Valenciana y en Baleares, sobre todo en la primera mitad del día. Por la tarde, volverán a crecer nubes de evolución y, en zonas del Pirineo, en zonas del sistema ibérico y en sierras del sureste de la península, como en la provincia de Albacete o en el este de Andalucía, podrán producirse algunas tormentas, aunque menos fuertes que las del viernes.

El domingo seguirá la situación de mejoría atmosférica y amanecerá con algunas nubes en el Levante, pero irá desapareciendo poco a poco la probabilidad de precipitaciones. En general, será un día tranquilo en toda España, aunque puede formarse alguna tormenta residual.

El tiempo será estable y con calor moderado. Las temperaturas máximas podrían alcanzar los 37º C en los valles del Guadalquivir y del Guadiana. Serán un poco más bajas en el resto de España, con 32º C en Madrid, en zonas del valle del Ebro y en algunos puntos del Mediterráneo.