Compartir

El Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica ha localizado ADN del sospechoso detenido por el asesinato de la española que se encontraba en Costa Rica con su pareja, el pasado 4 de agosto.

Según 'La Nación', se han encontrado saliva y restos de piel que corresponden al único sospechoso de su asesinato y que fue puesto en libertad y sin ninguna medida cautelar el pasado martes, después de que el Juzgado Penal de Pococí tomara la decisión. Algo que no ha contentado a la familia, que esperaba prisión preventiva, una solicitud que hizo el Ministerio Público.

El mismo medio ha informado también de que esta semana, el director de la Policía Judicial, Wálter Espinoza, tendrá en una semana el informé pericial redactado para remitirlo al Ministerio Público. Además, según las pruebas testimoniales, el sospechoso coincide en el lugar y la hora de los hechos.