Compartir

Un joven de 21 años ha muerto el domingo pasado en la playa de Barbâtre, en la isla de Nourmoutier (Francia), tras ahogarse en un hoyo que él mismo cavó en la arena. El hombre se encontraba dentro del hoyo cuando llegó una marea y el agua cubrió el agujero por completo. Sus familiares intentaron sacarle, desafortunadamente sin éxito.

Según informan los periodicos locales, la Fiscalía relató que la víctima cavó un agujero con la intención de caber de pie. Con la marea, la arena se convirtió en arenas movidizas. El joven pidió ayuda por no poder salir.

Los servicios de emergencias tardaron dos horas en rescatar el cuerpo. El suceso ocurrió alrededor de las 17:30. Los operadores esperaron que se bajara la marea y alrededor de las 20:00 consiguieron sacar al joven.