Compartir

Tres altos cargos de los Mossos viajaron a Washington dos meses antes del atentado de Barcelona para reunirse con la CIA.

Tras el atentado de Barcelona, muchas han sido las sospechas sobre si los servicios de inteligencia habían avisado del posible atentado, pero fueron los Mossos los que se desvincularon de cualquier alerta de la CIA. Ahora, 'El Confidencial', ha desvelado que hasta tres cargos de la policía autonómica fueron enviados a Washington para reunirse con los responsables de la CIA tras el aviso de que Daesh podría cometer un atentado en la Ciudad Condal.

Estos fueron enviados por el exmajor Trapero para copilar datos sobre las amenazas que el servicio de inteligencia conocía justo dos meses antes de los atentados producidos hace casi un año en Cataluña. Esto sería lo contrario que Trapero y el exconseller, Joaquim Forn, contaron en su versión, ya que negaron haber sido avisados por la inteligencia de EEUU.

Habría sido un viaje de cuatro días en el que los Mossos se habrían reunido con la agencia americana y donde fueron alertados de los posibles atentados de Barcelona, una sospecha que terminó ocurriendo el 17 de agosto. Dos semanas después, durante una rueda de prensa, la policía autonómica negó esos contactos.

Es ahora cuando tanto el PSC, como Cs y el PP están dispuestos a pedir explicaciones por las continuas mentiras sobre el atentado yihadista en las Ramblas. Cs ha presentado una batería de preguntas en las que se interroga sobre con quién se reunieron los agentes o si previamente al viaje se informó al resto de fuerzas policiales españolas o quién autorizó dicha visita a EEUU dentro del cuerpo policial de la Generalitat.

Por otra parte, el diputado del PP, Santi Rodríguez, no se ve sorprendido ante estas mentiras y dice “que pusieron por encima de todo a la república catalana y no a la seguridad”