Compartir

Existe una proliferación de falsos autónomos debido a las bonificaciones que en las cotizaciones a la Seguridad Social, este hecho ha fomentado que esta figura sustituya a los asalariados tradicionales. 

Por ello, el Ministerio de Trabajo quiere restringir el uso de la tarifa plana para evitar que los autónomos se beneficien de forma incorrecta de esta ayuda. El objetivo es mejorar la eficacia de estas bonificaciones para que se destinen realmente a impulsar el emprendimiento. El organismo es consciente de que esta tarifa plana no está funcionando correctamente. 

Los autónomos intentan beneficiarse sin crear nuevos negocios. Por otra parte, la idea sirve para evitar estimular la precarización en el empleo, ya que esos falsos autónomos deberían constar como asalariados.  

El secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, Eduardo Abad, ha solicitado transparencia con las cifras al Ministerio de Trabajo. “Queremos analizar, de los 1.5 millones de personas beneficiadas, cuántas seguían en activo un año después de solicitar la tarifa plana y cuántas lo siguen estando a día de hoy”, explica Abad. 

Si los resultados confirman que la mayor parte de los beneficiarios non han trabajado más de un año y han facturado a una sola empresa, el uso de la tarifa plana se ha realizado de forma fraudulenta. 

La Ministra de Empleo, Magdalena Valerio, está en contacto permanente con las asociaciones de autónomos para abordar esta problemática.