Compartir

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha medidas de regulación, ordenación y prevención para dar cobertura a los cerca de ocho millones de desplazamientos que prevé que se produzcan por el cambio de quincena vacacional de agosto y por los viajes a municipios que celebran sus fiestas patronales.

Tráfico espera que hasta este miércoles se produzcan 3,35 millones de desplazamientos por el cambio de quincena mensual y la finalización de las fiestas en numerosas poblaciones, y que el fin de semana del 17 al 19 de agosto haya 4,60 millones de trayectos por carretera, muchos de ellos de vuelta a casa en esta semana festiva.

La DGT dispone medidas de regulación y ordenación del tráfico en los accesos a poblaciones importantes que celebren sus fiestas y también en las principales vías de comunicación con elevadas intensidades circulatorias y que canalizan los desplazamientos entre las zonas del litoral y los grandes núcleos urbanos de Madrid, Barcelona, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia, Murcia y Andalucía.

Entre otras medidas, se instalarán carriles reversibles y adicionales mediante conos que supondrán más de 600 kilómetros simultáneamente en los momentos de mayor afluencia circulatoria.

RESTRICCIONES

Asimismo, se paralizan las obras en las carreteras, se limita la celebración de pruebas deportivas y otros acontecimientos que supongan la ocupación de la calzada y se restringe la circulación de camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas.

Los paneles de mensaje variable, además de informar de las incidencias que se produzcan en carretera, recogerán mensajes recordatorios relacionados con la seguridad vial: descanso, uso del cinturón de seguridad, velocidad, uso del carril derecho, intermitentes, etc.

Desde el aire, Tráfico vigilará tanto las carreteras convencionales como las vías de alta capacidad con los 10 helicópteros de los que dispone y con cinco drones que están distribuidos por todas las carreteras de su competencia.

Para llevar a cabo este dispositivo, Tráfico cuenta con aproximadamente 6.600 personas, entre agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y personal de la DGT, a las que se suman más de 13.000 empleados de empresas de conservación y personal de los servicios de emergencias. Todos ellos estarán trabajando para que los conductores puedan realizar un viaje seguro.