Compartir

El puerto de Vigo ha sufrido un desplome durante el festival O Mariquiño que ha causado alrededor de 300 heridos. Hoy, la organización ha publicado un comunicado en el que asegura y subraya haber cumplido con la legislación referente a las medidas de seguridad.

En el mismo comunicado, los organizadores muestran su disponibilidad a la hora de ayudar en todo lo que puedan y también aprovechan para agradecer todos aquellos que durante el accidente favorecieron el rescate y el desalojo del lugar del recinto, que ahora se encuentra bajo ''precinto judicial''.