Compartir

La Policía Local de Alcorcón ha rescatado el pasado sábado a un menor de 15 años que se encontraba encerrado en un coche con las ventanillas subidas y a pleno sol, mientras su padre estaba en un bar cercano tomando una tapa, según informa 'El Periódico'.

el menor, que golpeaba las ventanas intentado pedir ayuda, fue ayudado por los vecinos que pasaban por la zona, que alertaron a los agentes. Cuando estos acudieron al lugar, solicitaron ayuda a un taller mecánico cercano, que abrió las puertas del vehículo pudo rescatar al joven.

El padre, que aseguró que solo estaba tomando un pincho después de acudir al servicio, ha sido acusado de un delito de negligencia, lo que ha servido a las autoridades a advertir de nuevo en redes sociales que los coches al sol, en verano, puede alcanzar más de 49 grados en el interior del vehículo.