Compartir

Según informó 112 Comunidad de Madrid, el choque frontal entre ambos turismos se produjo alrededor de las 9.00 horas en el kilómetro 7 de la M-317, en un tramo recto y con buena visibilidad.

A consecuencia del fuerte impacto, el copiloto de uno de los coches, de 48 años, quedó atrapado en el interior del vehículo, por lo que los Bomberos de la Comunidad de Madrid estuvieron más de hora y media para liberarle. El coche quedó completamente destrozado.

Cuando consiguieron sacarle del habitáculo, facultativos del Samur le estabilizaron y le trasladaron a un helicóptero medicalizado, que le llevó al Hospital La Paz con pronóstico muy grave debido a los numerosos traumatismos que presentaba.

Por su parte, el conductor, de 50 años, también resultó herido pero con heridas menos graves y pudo salir por su propio pie, por lo que fue traslado en ambulancia al Hospital del Sureste, en Arganda del Rey.

La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación del accidente y de regular el tráfico en la zona, que quedó cortado durante dos horas para que pudiesen trabajar bomberos y sanitarios.

Además, trata de localizar al conductor del otro vehículo implicado en la colisión, ya que tras el accidente huyó campo a través dejando abandonado su coche en el lugar de los hechos.