Compartir

La concejala Willie Dille, perteneciente al Partido de la Libertad (PVV), se quitó la vida después de publicar un vídeo en internet denunciando que había sido víctima de violencia en marzo del año pasado, según el grupo político. 

El suicidio se ha confirmado por Twitter y su colega Karen Gerbrans dijo: “Ya no podía soportaron lo que le había sucedido y las reacciones que había recibido”. 

Pauline Krikke, alcaldesa de La Haya, confirmó en un comunicado que interrumpirá sus vacaciones para volver a la ciudad y consideró que la noticia “es un gran shock para todos”.

“Fui secuestrada, violada y torturada por un grupo de musulmanes porque querían cerrarme la boca en el Consejo de la Haya. Cuando todo pasó no se lo dije a nadie”, comparte Dille. 

Dille no perdió la oportunidad en el vídeo de acusar a un exmiembro del PVV Arnoud Van Doorn de estar detrás de la supuesta violación y las amenazas. Él respondió en su cuenta de Twitter que “no reaccionará a las acusaciones” y “considera presentar una denuncia por calumnias”