Compartir

El hospital Materno Infantil de Granada atendió el miércoles pasado a un bebé que presentaba síntomas de intoxicación por cannabis. Los padres trasladaron la niña, de un año, al centro al manifestar somnolencia y mareo.

Según informa el 'Ideal' de Granada, los hechos ocurrieron en un parque de la zona Norte de la ciudad cuando, tras perder de vista un momento a la niña, los padres se dieron cuenta de que la menor no se encontraba bien.

Los médicos decidieron realizar un análisis de orina que dio positivo. Los resultados fueron remitidos al Juzgado de Investigación número 1 de la capital, que se encargará de aclarar los hechos y verificar la versión de la madre. Fueron los médicos quienes dieron aviso a la Policía Nacional.