Compartir

Al menos 300 personas resultaron heridas al derrumbarse, al filo de la pasada medianoche, el muelle de madera de As Avenidas (Vigo) durante la celebración del festival O Marisquiño, informó 'El Faro de Vigo'.Cinco de los heridos permanecen en estado grave, aunque no se teme por la vida de ninguno de ellos, informó por su parte el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, en declaraciones a la 'Radio Galega'. 

Según testigos presenciales, el suelo de madera del paseo, de 30 metros de largo por diez de ancho, cedió y muchos asistentes cayeron al mar produciéndose escenas de pánico al amontonarse las víctimas unas sobre otras. Equipos de buceo rastrearon la zona para percatarse de que ninguna persona quedase atrapada bajo el derrumbe. “He pasado el peor momento de mi vida”, comentó un espectador en declaraciones recogidas por 'El Faro'.

Cerca de las dos de la madrugada seguían desplazándose al lugar servicios de emergencia.