Compartir

Así se pronunció Cunillera en una entrevista en Cope recogida por Servimedia, en la que indicó que “el Rey acudirá para ayudar, y sabe que puede contar con nuestra colaboración. El acto está abierto a todo el mundo”.

De este modo, la delegada del Gobierno salió al paso de las declaraciones del presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, en las que pedía a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que no invitara a Felipe VI a los actos en recuerdo de las víctimas.

Cunillera subrayó la necesidad de que no se olvide el “verdadero objetivo de los actos”: “reconfortar y homenajear a las víctimas y a los familiares”.

Afirmó que todos los presentes en el acto harán “todo lo posible” para mostrarles su “respeto” y “cariño”, y reclamó, “empezando por los políticos”, que se esté “a la altura”.

Mostró su confianza en que “no haya confrontación en un día como ese” y “no interfieran otros temas”, porque, de lo contrario, se haría un “mal favor” a las víctimas.

Por último, dijo desconocer la iniciativa de Òmniun Cultural de sacar a la calle durante dos semanas un autobús para recordar a los políticos independentistas que se encuentran encarcelados.