Compartir

 La licencia para que el cartel de Schweppes pueda seguir
iluminándose en la Gran Vía es temporal y su mantenimiento en la fachada del Edificio Capitol no es obligatorio, le ha advertido la Comunidad de Madrid a su propietario.

La propietaria Daellos S. A. sostenía que el rótulo
publicitario forma parte del paisaje urbano. La autorización del anuncio que
lleva desde 1972 no tiene por qué ser indefinida. La empresa está estudiando el caso tras la advertencia que le ha hecho el Ayuntamiento de Madrid de que pueda existir su retirada en algún momento por el tipo de contrato que tienen, según informa 'El Mundo'.

A priori el cartel seguirá luciendo ante los ventanales de las plantas nueve, diez y once del
edificio situado en Gran Vía, que en estos momentos es hotel.

El anuncio de Schweppes fue indultado por el Ayuntamiento de
Madrid tras la nueva Ordenanza de Publicidad Exterior en 2009. Junto a él se salvaron los rótulos del Tío
Pepe en la Puerta Sol, Firestone en las Escuelas Aguirre y BBVA en el paseo de
la Castellana.