Compartir

Un hombre de 40 años que visitaba la isla italiana de Cerdeña se vio sorprendido por los carabineros, la policía del país por robar arena de la playa, según informan los medios locales.

El varón que reside en Reino Unido pero de origen italiano, estaba llenando una botella de plástico con arena de la conocida playa de Siniscola para tenerla de recuerdo cuando la policía lo sorprendió. Tendrá que pagar 100 euros.

Hace unos días, un medio alemán, también alertaba a los turistas que acuden todos los años a la isla de que está práctica, además de dañar gravemente el ecosistema, te puede costar una multa de hasta 3000 euros.

La provincia de Nuoro de Cerdeña ha prohibido totalmente que cojan arena de sus playas debido a las toneladas de arena, piedras y conchas que cada año se llevan los turistas.