Compartir

La Cámara Alta del Ejecutivo argentino ha votado este pasado miércoles la reforma de la ley del aborto, rechazando esta proposición de ley por 38 votos en contra, frente a los 31 a favor. El Senado rechazó la reforma de esta ley, que legalizaba el aborto hasta la semana 14 del embarazo. La interrupción voluntaria del embarazo queda así con un delito penal con condenas de hasta cuatro años de cárcel, según informa 'El País'.

La actual ley del aborto argentina se creó en 1921 y sólo se permite la interrupción del embarazo en los casos de violación o riesgo de vida para la madre, medida muy avanzada para la época pero no para los tiempos actuales. Mauricio Macri, presidente de Argentina llevó este debate al parlamento en junio, que finalmente fue echado para atrás por el Senado.

Miles de personas, una 'marea verde' se manifestó en las calles de Buenos Aires para exigir el derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo. sobre todo las estudiantes, que se manifestaron en contra del peso de la Iglesia en la reforma de la ley del aborto, y para protestar que si no salía adelante esta medida, muchas mujeres seguirían practicando abortos clandestinos, lo que supone poner en riesgo muchas vidas.