Compartir

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha enviado por tercer día consecutivo medios aéreos y humanos para apoyar a la Comunidad Valenciana en la lucha contra el incendio en Llutxent (Valencia), que se mantiene activo desde el pasado lunes.

Para ello, desplegó desde primeras horas de la mañana de este miércoles tres aviones anfibios Canadair de 5.500 litros de descarga desde las bases de Zaragoza y de Pollensa (Baleares), y dos anfibios de 3.100 litros desde Manises (Valencia), según informó el departamento que dirige Luis Planas.

Igualmente, colaboran en las labores de extinción un helicóptero Kamov de 4.500 litros desde la base de Caravaca (Murcia), cuatro helicópteros de transporte con helibalde de 1.200 litros desde Prado de Esquiladores (Cuenca) y Lubia (Soria) y un avión de comunicaciones y observación que envía imágenes del incendio en tiempo real.

Para complementar las labores de los medios aéreos se han enviado también dos Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) desde las bases de Prado de Esquiladores y Lubia, y una unidad móvil de meteorología y transmisiones. En total, suman 11 medios aéreos, dos brigadas y una unidad móvil.

La extinción de este incendio, que ha sido declarado de nivel 2, se ha visto dificultada por los vientos que han azotado la zona y la complicada orografía del lugar, que tiene numerosos barrancos.

Por otro lado, Agricultura mantiene también en el Concelho de Monchique, situado en el distrito de Faro (Portugal), dos aviones anfibios de gran capacidad para apoyar al dispositivo aéreo y terrestre portugués en la extinción del incendio forestal que se inició el pasado 3 de agosto, respondiendo así al requerimiento de las autoridades del país vecino.