Compartir

La autoridad antiincendios del estado californiano anunció el lunes por
la noche que el incendio de Mendocino Complex es el más grande registrado. Por el momento, las llamas han quemado 114.800 hectáreas en solo 11 días, y es el resultado de dos focos distintos que afecta a tres condados. El lunes por
la noche, el incendio se propagó y ya ha superado las 117.600 hectáreas quemadas.

Hace solo 8 meses el norte de los Ángeles sufrió las consecuencias del incendio 'Thomas', que por el momento era el más grande ocurrido en la historia, ya que hubo una
inusual combinación entre altas temperaturas y viento fuerte del desierto en
diciembre.

75 casas y 68 estructuras de otro tipo han sido destruidas.
Unas 11.300 continúan amenazadas por el fuego, según el último parte oficial
del suceso. El fuego se reavivó este lunes con nuevos vientos y una nueva
subida de las temperaturas, que aún seguirán subiendo hasta final de semana.

Más de 3.900 personas trabajan en las labores de extinción, apoyados por 15
helicópteros y 93 camiones. Numerosos ciudadanos han sido evacuados en cuatro
condados.

En el sur de California, se espera una semana con
temperaturas que van a rondar los 40 grados, un fuego iniciado el domingo había
quemado en unas pocas horas 1.600 hectáreas del parque natural Cleveland, al
sur de Los Ángeles. El martes seguía fuera de control dando una idea de la
clase de fuegos vertiginosos a los que se enfrentan los bomberos, según informa
El Mundo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció en
Twitter su propia explicación de por qué se están haciendo cada vez más graves
las temporadas de incendios. En un tuit el domingo por la tarde, dijio que los incendios “se están haciendo peores debido a las malas leyes medioambientales que
no permiten que gran cantidad de agua que está lista sea utilizada”. El lunes,
añadió en otro tuit que el agua “está siendo desviada al Pacífico”.