Compartir

La ONG 'Proactiva Open Arms' rescató durante la semana pasada 87 migrantes en el Mediterráneo central, frente a la costa libia, y desde el jueves está en busca de un puerto donde desembarcar. Tras haber sido rechazado por Italia y Malta, finalmente el buque llegará mañana al puerto de Algeciras (Cádiz) que, según el Gobierno, está equipado con ''las mejores infraestructuras necesarias''.

Desde el sábado, 'Open Arms' lleva rumbo a España y, desde donde se encontraba, se estimaban tres días de travesía hasta su llegada al puertoespañol. Debido a las dificultades de navegación, de las que ya se advirtió, el buque ha tardado más. La ONG pidió desembarcar en otro puerto español, el de Barcelona, por la dificultades que podían encontrar al llegar al puerto de Algeciras. El capitán, según informa 'El País', informó llevar muchos días en alta mar y con víveres justos y, dependiendo de la climatología, podían tardar más. Riccardo Gatti, jefe de la misión, ha afirmado que ''Algeciras no es el puerto seguro más próximo''.

En un principio, el barco se esperaba para el martes 7 de agosto, pero finalmente se ha estimado la llegada para el jueves 9 de agosto por la mañana. Valencia y Barcelona ofrecieron sus puertos para recibir el buque, pero es el Gobierno quien se encarga de tomar la decisión. El Ejecutivo ha asegurado que la Armada se encargará de facilitar toda la ayuda que necesiten, facilitando combustible, alimentos y medicamentos.

Magdalena Valerio, Ministra de Trabajo, afirmó que ''Este país va a respetar las leyes internacionales. Es un buque con bandera española y que no se preocupen las personas que van en ese barco porque tendrán puerto de acogida”. 

Pero, a pesar de acogerlos, a los migrantes no se les concederá el permiso de estancia de un mes, sino que se les aplicará ''el protocolo habitual de llegada de migrantes'', han informado desde la Vicepresidencia.