Compartir

Cuatro partidos como PDeCAT, Cs, ERC y PSC, se aliaron para forzar este lunes la convocatoria de una comisión extraordinaria para el miércoles en la que, gracias a la mayoría que ostentan, reprobarán al gobierno de Barcelona en Comú (BComú) y exigirán que la alcaldesa dimita como máxima responsable política de seguridad, después de que la semana pasada unos manteros agredieran gravemente a un turista en Barcelona, tal y como informa 'El Mundo'.

La oposición del Ayuntamiento de Barcelona ha cargado contra Ada Colau, a la que acusan de pasividad ante la “degradación” que están percibiendo en la capital catalana.

La minoría con la que Colau encara el último año de mandato hace que no sea la primera vez que constitucionales e independentistas se unan para desaprobarla. En julio fue sometida a reprobación a instancias de socialistas, neoconvergentes y republicanos, a la que se sumó toda la oposición excepto la CUP ante la posibilidad de que se recorten inversiones del Consistorio y que el ejecutivo de Barcelona cuantificó en unos 26 millones de euros.